Monday, December 08, 2014


 
Existen 2 términos que nos permitirán entender que es lo que se trata de buscar hoy en educación. ¿Reforma o Revolución Educacional? Ambos términos nos hablan de cambios. ¿Qué necesita hoy Chile: ¿reforma o revolución educativa?



El concepto de reforma educativa se encuentra comprendido por dos términos bien diferenciados entre sí. El primero de ellos (reforma) se encuentra vinculado con la acción y efecto de reformar o reformarse. Como verbo su significado es modificar o enmendar algo; se utiliza por ejemplo para referirse a la restitución de una orden religiosa a su disciplina primitiva.

El segundo concepto (Educativo) hace referencia a lo que pertenece o es relativo a la educación; siendo ésta la forma en la que se denomina el proceso de socialización de las personas. A través de la educación, las personas asimilamos y aprendemos conocimientos, desarrollando una concienciación conductual y cultural.

Hecha esta aclaración, prosigamos. La noción de reforma educativa, se utiliza para referirse a la modificación del sistema educativo con el objetivo de mejorarlo. Este tipo de iniciativas tiene múltiples aristas, ya que puede desarrollarse desde diferentes perspectivas y de acuerdo al análisis de la situación que haya realizado quienes impulsan las reformas.

La reforma educativa debería impulsarse a partir de un amplio consenso social, ya que la educación atañe a toda la sociedad y nunca debe depender de una ideología o del gobierno de turno. Cuando la reforma educativa obedece sólo a los intereses de la autoridad del momento, suele tratarse de un emprendimiento político para difundir una visión sesgada de la realidad  y para formar a las nuevas generaciones de acuerdo al mensaje dominante.

Más allá del componente político, la reforma educativa puede llevarse a cabo para actualizar los métodos de enseñanza y para adecuar las asignaturas a los tiempos actuales. La inclusión de Internet  y de herramientas digitales en la enseñanza es una de las innovaciones presentes en la mayoría de las reformas educativas que se impulsan en la actualidad.

Cuándo realizar una reforma educativa.

Para emprender una reforma educativa debe existir un cierto consenso entre los responsables del área educativa de una nación. En muchos casos estas modificaciones tienen como objetivo disminuir la deserción en las escuelas; para ello se realizan planes acordes a la realidad de cada lugar donde los jóvenes puedan continuar con la educación mientras trabajan, ofreciendo horarios flexibles y exigencias posibles de superar mientras combinan ambas actividades.

Pero no todas las reformas se realizan con buena fe o resultan favorables para la educación. Esto nos lleva a afirmar que para que una reforma sea positiva y acarree buenos resultados es fundamental realizar un profundo estudio sobre la realidad educativa y planificar con detenimiento todos los cambios que van a realizarse, si se han hecho en otro lugar y no ha servido es un poco tonto creer que esta vez será diferente.

Es muy importante también que este tipo de reformas se realicen cuando las herramientas a disposición de la educación  han cambiado; cuando ha tenido lugar un cambio tecnológico que pueda servir para potenciar los recursos de los que los docentes disponen para realizar su labor. En este caso, en un mundo donde Internet  es una herramienta tan amplia y que ofrece tantas posibilidades para todos los usuarios, es menester que la educación se amplíe y ofrezca contenido y utilidades para que los alumnos puedan aprender más y mejor.
 



LA REVOLUCION EDUCATIVA.
En la actualidad ya se están utilizando en algunos países universidades abiertas, se le está dando la oportunidad de que los estudiantes sean participantes en sus aulas de clases, se está utilizando mucho más las experiencias de cada alumno para de esa manera formar una retroalimentación con el resto de los participantes e inclusive el facilitador forma parte de dicho proceso.

Hay que tener en cuenta que la educación está teniendo cambios a nivel mundial y no un cambio de evolución sino de revolución donde hay que dejar atrás el sistema de escuelas=industrias donde se preparaban a personas para que fueran directamente a trabajar en el área industrial poniendo como base de sus estudios, materias que podrían “utilizar en el plano laboral”, olvidando por completo los intereses de cada individuos transformándolos en esclavos de la industria. Ya es hora que nuestro sistema educativo cambie, necesitamos crear profesionales que amen su trabajo, con vocación. Debemos tener una educación que quiera hacerse cargo de la realidad, y entender esa realidad como referente último del quehacer educativo, sus posibilidades liberadoras y de su función social, puede conducir a orientar deliberadamente a generar dinamismos emancipadores desde el hecho educativo. Eso exigirá entender al sujeto no frente al objeto, sino como sujeto real, corpóreo, viviente y concreto cuya vida es, a la vez, criterio de verdad.


El origen etimológico del término que ahora vamos a analizar está muy claro, se encuentra en el latín. Aún más concretamente podemos establecer que reside en la palabra latina revolutum que puede traducirse como “dar vueltas”.

La revolución es un cambio o transformación radical respecto al pasado inmediato, que se puede producir simultáneamente en distintos ámbitos (social, económico, cultural, religioso, etc.). Los cambios revolucionarios tienen consecuencias trascendentales y suelen percibirse como súbitos y violentos, ya que se trata de una ruptura del orden establecido. Las revoluciones nacen como consecuencia de procesos históricos y de construcciones colectivas.

La ciencia de la historia establece tres grandes tipos de revoluciones: política, social y económica.

La revolución política es aquella donde se reemplaza al gobierno o incluso se modifica la totalidad del sistema político. Las relaciones sociales (como las de propiedad), en cambio, se mantienen inalterables. Un ejemplo de este tipo de revoluciones fueron las acontecidas en Europa en 1848, cuando se generalizó una ola de manifestaciones populares que se expandió con gran velocidad.

Asimismo habría que añadir otras de gran calado histórico como, por ejemplo, la cubana. Entorno a la primera mitad del siglo XX es cuando tiene lugar la misma gracias a la cual se consiguió no sólo acabar con la dictadura de Batista sino también el ascenso al poder del Ejército Rebelde representado en su líder, Fidel Castro.

Además también está la conocida como Revolución de los Claveles. Una acción esta que se desarrolló en Portugal en el año 1974 y que consiguió acabar con la dictadura más longeva de Europa, la que en tierras lusas lideraba Salazar.

La revolución social, en cambio, es una transformación del conjunto de las relaciones e interacciones sociales cotidianas dentro de un espacio territorial liberado, ya sea una ciudad o un país. De esta forma, las revoluciones sociales sí alteran las relaciones de propiedad y trascienden la política, como la Revolución Francesa de 1789 y la Revolución Soviética de 1917.

En el caso de la Revolución Francesa, que se inició con la proclamación del Tercer Estado como Asamblea Nacional y que finalizó con el golpe de estado de Napoleón en 1799, lo que tenemos que dejar claro es que la misma se produjo por un amplio número de causas. Entre las mismas se encuentran el descontento de las clases populares, el establecimiento de una burguesía que cada vez iba ganando más peso y poder, una crisis económica y una monarquía demasiado rígida.

Todo ello, unido a las nuevas ideas ilustradas que iban ganando forma, propiciaron que se decidiera llevar a cabo esta revolución en Francia con la que se consigue abolir el feudalismo, quitar poder a la Iglesia, hacer desaparecer a la monarquía y encaminarse hacia un sistema constitucional.

Por último, la revolución económica es el cambio drástico de las condiciones de producción, distribución y consumo de los bienes y servicios. El término generalmente se aplica con los cambios tecnológicos, como lo acontecido con la llamada Revolución Industrial (donde comenzó una época diferente gracias al uso de nuevas técnicas, fuentes de energía, invención de maquinarias y nuevos medios de transporte, entre otras cuestiones).

No comments: