Monday, May 05, 2014





Objetivo de largo plazo: horizonte 2030  (cuatro períodos de gobierno)

Legar a las futuras generaciones de chilenos un Modelo de Estado Regional (ni centralizado, ni federal), a través de un Nuevo Trato Estado-Territorios, transformando y removiendo los principales obstáculos del modelo de Estado vigente (centralizado, vertical, autoritario, burocrático, ineficiente), sustituyendo su uniformidad por flexibilidad, su centralismo por descentralización, su verticalidad por redes horizontales de articulación y colaboración, su sectorialidad por territorialidad, escuchando a la ciudadanía y fortaleciendo sus capacidades desde abajo, permitiendo construir la oferta pública a partir de las oportunidades de desarrollo y demandas singulares de comunidades y territorios diversos.

Objetivos de mediano plazo: horizonte octubre 2016, elecciones municipales y regionales.

Implica separar entre dos líneas funcionales y cargos:

1.Gobierno (Ejecutivo) Regional, encabezado por un Presidente del Gobierno Regional, elegido democráticamente mediante elección popular por la ciudadanía de la respectiva región, dotado de facultades para la conducción superior y autónoma del desarrollo de la región y la adecuación y articulación territorial de las políticas nacionales a la región.

2.Gobierno Interior y delegado del Gobierno central, a cargo de un Delegado Presidencial o Intendente, quien ejercerá facultades en cada provincia[1] en calidad de representante del Presidente de la República, para resguardar en estas las políticas públicas nacionales, tales como: orden público y seguridad ciudadana; defensa; relaciones exteriores y extranjería; hacienda nacional; grandes estrategias país y orientaciones programáticas generales de carácter nacional, a ser articuladas con las respectivas estrategias de desarrollo local y regional.

Objetivos de corto plazo: año 2013-2014

Compromiso activo y perseverante de instituciones y líderes convocados (participantes) y de candidatos presidenciales con:

1. La construcción de una Política de Estado (de horizonte generacional más que electoral, trascendente más que contingente) en Descentralización y Desarrollo Territorial de Chile.

2. La instalación, en el año 2013, o a más tardar el 31 de Marzo 2014, de una Comisión de Estado (calificada, plural, representativa), encargada de diseñar y organizar las reformas más complejas y necesarias del proceso.

3. La elección, en Octubre de 2016 (elecciones territoriales), de todas las autoridades municipales y regionales.

4. La elección popular, en Noviembre 2013, de los Consejeros Regionales

Los  5 mensajes claves de Chile Descentralizado…Desarrollado

Mensaje central:

•Chile será descentralizado, o no será desarrollado.

Mensajes fundamentales:

•Nuestro modelo de desarrollo está mostrando signos de fatiga.

•Las desigualdades sociales se potencian con las desigualdades territoriales, reforzando el círculo vicioso del subdesarrollo.

•El centralismo asfixia a la capital y le quita el oxígeno a las regiones.

•Nuestro Estado tiene un cuerpo ancho, con brazos cortos, que no llegan a la periferia. Debemos hacer una política distinta: desde la periferia a La Moneda.

•Hoy necesitamos políticos que buscan el poder para distribuirlo, más que concentrarlo.

Mensajes Complementarios

•La globalización exige descentralización y desarrollo territorial

•Los principales espacios para generar nuevo y mejor desarrollo están asociados a las regiones

•Salvemos Santiago desarrollando las regiones

•Santiago de Chile ha superado el punto crítico de su crecimiento eficiente.

•Nuestro Estado es una forma política demasiado grande, distante de los gobernados, centralizado, burocrático e ineficiente, y (al mismo tiempo) demasiado pequeño para resolver con eficacia las demandas de bienes y servicios de una sociedad de la participación.

•Las externalidades y vicios de este modelo son evidentes, los que impactan especialmente en la legitimidad política del aparato estatal y en el desarrollo de los territorios.

•El centralismo agobiante en la forma de gobernar ha hecho crisis.

•Simplemente el sistema no da el ancho. La forma como funciona el Estado chileno en el siglo 21 no puede con todas las demandas ciudadanas.

•Santiago no puede ser Chile, tiene que ser la capital de Chile: una capital de hermanos que reparta mejor.

•El Centralismo mata

•Pedimos a los políticos que se preocupen de las próximas generaciones, más que de las próximas elecciones.

•Participación Ciudadana y de la Sociedad civil de regiones: una condición determinante para la descentralización, el desarrollo territorial y la gobernanza en Chile

Al menos tres son los elementos que subyacen sobre las economías desarrolladas:

Por Renato A. Segura Domínguez

Doscientos años de vida independiente no ha sido tiempo suficiente para que Chile alcance el estatus de país desarrollado. El shock de riqueza generado por el salitre y el cobre, han sido fuentes de expectativas favorables para cruzar el umbral del desarrollo. Sin embargo, la ilusión se desvanece junto al declive del precio de los commodities.
Al menos tres son los elementos que subyacen sobre las economías desarrolladas: Democracia, Descentralización y Desarrollo Económico. En los tres ámbitos, con diferentes matices, Chile muestra falencias significativas.



La Democracia ha sido uno de los pilares fundamentales para la consolidación de la República de Chile. Desde el Cabildo Abierto que organizaban los pobladores de un territorio, durante la colonización española, hasta las redes sociales en la actual era de la globalización, la participación de los habitantes en los temas trascendentales del país, han permitido cimentar el orgullo y la soberanía nacional. Sin embargo el concepto de democracia, gobierno ejercido por el pueblo para el pueblo, ha colisionado frontalmente con el actual modelo territorial donde las decisiones y representación parlamentaria, son decididas de tal forma que el resultado es un gobierno elegido por el pueblo para satisfacer las aspiraciones de la elite en el gobierno.
En Descentralización, invocando la regla 80/20 (principio de Pareto) sin temor a errar en forma significativa, el 20% de las decisiones más importantes para el desarrollo regional, que afectan en más del 80% la capacidad de generación de riqueza, se toma a nivel central. En este sentido, la OCDE fue tajante al momento de caracterizar el sistema económico, social y político de Chile. La Concentración, el centralismo y la uniformidad soportan las barreras que limitan el crecimiento y alimentan la desigualdad. La naciente Fundación “Chile Descentralizado”, liderada por Heinrich Von Baer, en forma categórica ha declarado que “sin un avance significativo en los procesos de descentralización y de desarrollo local y regional, Chile no será capaz de reducir las severas desigualdades sociales y territoriales que bloquean su salto a un desarrollo pleno y estable”.
Desarrollo económico es sinónimo de crecimiento e igualdad de oportunidades en la generación de riqueza. El sólido crecimiento económico de Chile, durante los últimos 40 años, lo han transformado en un país referente para sus similares en Latinoamérica y el mundo. Sin embargo, al momento de evaluar la equidad en la distribución de la riqueza que genera dicho crecimiento, la OCDE (2009) lo situó como “el país más desigual” entre los países integrantes del organismo internacional. Por su parte el Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural (RIMISP, 2011) realizó un estudio en diferentes países de América Latina respecto de seis desigualdades sociales (salud; educación; dinamismo económico y empleo; ingresos/pobreza; seguridad ciudadana; género); dicho estudio ubica a Chile como el cuarto país con mayor desigualdad de América Latina donde se observa que “las desigualdades sociales se potencian con las desigualdades territoriales”.
La Región del Biobío tiene el triste legado de encabezar el ranking en desigualdad social y territorial. El territorio de la Provincia de Arauco y las comunas de Ránquil y Alto Biobío, contribuyen generosamente con la acumulación de la riqueza que genera el país en un entorno donde las comunidades están inmersas en un ambiente de carencias y falta de oportunidades. En la medida que no seamos capaces de avanzar en equidad, justicia social y bienestar, el padecimiento de la población y los conflictos sociales se prolongarán en el tiempo. Es por ello que urge perfeccionar la Democracia (sociedad participativa), profundizar la Descentralización política y administrativa y estimular el Desarrollo económico, tareas vitales para materializar el sueño de transformar a Chile en un país desarrollado.

“Renato Segura Director Fundación Chile Descentralizado, Capítulo Regional Bio Bio”.



 

Ingeniero Civil Industrial de la Universidad Técnica Federico Santa María. Master en Finanzas y Doctor (c) en Economía de la Universidad de Chile. Director de Ingeniería Civil Industrial, Universidad San Sebastián. Economista del Centro de Estudios de la Realidad Regional.

Propuesta para un Chile descentralizado y federalista

Chile, para salir del subdesarrollo, aparte de tener una economía sustentable, necesita tener un régimen político moderno y descentralizado, pero para eso tiene que ir traspasando el poder central hacia las regiones. Por Javier León.

Nace en Valparaíso y en las redes sociales el primer Movimiento de Autonomía Regional (MAR), que tiene como principal objetivo promover la instauración en Chile de un sistema político descentralizado y tender finalmente hacia un Régimen Federalista, hacemos un llamado en forma transversal a todos los ciudadanos del país a ser parte de este nuevo movimiento y así crear un debate a nivel nacional.

Chile, para salir del subdesarrollo, aparte de tener una economía sustentable, necesita tener un régimen político moderno y descentralizado, pero para eso tiene que ir traspasando el poder central hacia las regiones, para así detener  el proceso de centralización que está asfixiando al país y las regiones. Esto lo podemos apreciar a  través de los diferentes conflictos sociales que ocurrieron el año 2011 a lo largo de todo el país: en Magallanes, en Aysén, en Valparaíso, en Calama, en Arica, en Freirina etc., donde siempre el aparato político llegó tarde.

La regionalización no ha tenido los efectos deseados y es por eso que se hace necesario en una primera etapa descentralizar el país con una verdadera voluntad política,  para luego cambiar el régimen político a un régimen federalista.

Chile tiene que modernizar su régimen político y ponerse a la altura de los tiempos, la mayoría de los países de la OCDE tienen regímenes federales: Brasil, EE.UU, India, México, Rusia y Venezuela; Suiza se divide en partes federadas llamadas cantones, en Canadá y Argentina se denominan provincias; en Canadá y Australia hay territorios autónomos; Colombia, Italia, España y Reino Unido son países descentralizados que tienden al federalismo, Italia en vías de república federal.

Francia es el único centralizado pero en la constitución del 28 de Marzo del 2003  inicia un proceso de descentralización.

Propuesta del MAR

1.- Chile es un Estado Centralista y Presidencialista desde la época de la colonia que debe modernizar sus estructuras hacia un Estado Descentralizado, generando  una política de integración y de autonomía con los Gobiernos Regionales que lleve finalmente a un Régimen Federalista.

2.- Elección directa y universal del Intendente.

3.- Elección directa y universal de los Consejeros Regionales CORE.

4.- Cambiar la Constitución de Chile para establecer un Régimen Federalista

5.- Establecer 7 Regiones o Provincias  que sean Autónomas sustentables y autofinanciables con Gobiernos independientes:

Región de Antofagasta: Incluye las actuales regiones de Arica y Parinacota; Tarapacá y Antofagasta
Región de Coquimbo: Incluye actuales regiones de Atacama y Coquimbo
Región de Valparaíso: Incluye actuales región de Valparaíso
Región de Santiago: Incluye actual Región Metropolitana
Región de  Concepción: Incluye actuales región de O'Higgins , Maule ,  Bio Bio y la Araucanía .
Región de Valdivia: Incluye actuales región de los Ríos, Los Lagos y Aysén.
Región de Magallanes: Incluye actual región de Magallanes y Antártica.

6.- La capital política, judicial y legislativa de Chile seguirá siendo Santiago la cual se transformaría en la Capital Federal del País, juntándose de nuevo los tres poderes, los ministerios de Relaciones Exteriores, de Defensa, de Economía y Justicia tendrán asiento solo en Santiago con poderes a nivel nacional, de los demás ministerios, cada Región tendrá su versión local .

7.- El Congreso mantendrá las cámaras, la de Senadores con 38  miembros, pero la de diputados pasaría a llamarse la Cámara de Representantes con solo 60 miembros, o sea uno por Distrito Electoral, los restantes 60 diputados se quedarían en sus respectivas regiones para conformar una Asamblea Legislativa junto a los Cores para supervisar al intendente y con facultades de proponer, estudiar y aprobar leyes estatales.

8.- Una Región será gobernada por un Intendente elegido por votación popular, designara su gabinete para los distintos ministerios (Salud, Educación, Hacienda, Seguridad Pública, etc.). Toda industria y empresa deberá tributar en la región de asiento de sus instalaciones principales y no donde realiza la facturación;  además los ingresos generados en la región se quedarán en la misma región, descontando un porcentaje de los ingresos estatales basado en la cantidad de habitantes para financiar los gastos nacionales .

9.- El Intendente también asumirá como el Mayor Coordinador de la región o Presidente Municipal; esta figura de Presidente Municipal o Mayor Coordinador sería un cargo que se encargará de coordinar las relaciones y actos entre las ciudades, además de organizar su planificación, el transporte, la conectividad vial, y crear las políticas macro que sean de interés y de importancia para la región, como por ejemplo en la región de Valparaíso la industria portuaria es una de sus pilares, por lo tanto la Intendencia formará el Consejo Logístico Portuario de la V Región, conformado por el puerto de San Antonio, de Valparaíso, de Ventanas, de Quintero, el puerto terrestre de Los Andes,  el eje de La Calera- Quillota - Cajón San Pedro y Casablanca; encargados de conformar el plan Logístico Portuario de la V Región, que en conjunto a las otras regiones formaran el plan maestro de logística a nivel país .

Javier León
Presidente del  MAR

Modernicemos nuestro régimen político, hacia uno más descentralizado, participativo y democrático

La nueva ley de los gobiernos regionales es un gran paso pero no suficiente para revertir la fuerza centrípeta de Santiago.

Chile tiene que ser capaz de generar procesos de desconcentración y descentralización del poder desde Santiago hacia las regiones, generando autonomía en ellas para que se autogobiernen y así tender finalmente hacia un Régimen Federalista más descentralizado, participativo y democrático.

La nueva ley de los gobiernos regionales es un gran paso pero no suficiente para revertir la fuerza centrípeta de Santiago, la regionalización por si sola no tiene la fuerza suficiente para revertir este proceso  y menos anteponerse a los conflictos regionales que cada cierto tiempo van estallando, como ocurrió el año pasado a lo largo de todo Chile y van a seguir ocurriendo si no somos capaces de adaptarnos a los tiempos y modernizar nuestro régimen político.

La mayoría de los países desarrollados y de la OECD han optado por tener regímenes descentralizados o federalista, como Alemania, Canadá, Suiza, EE.UU, etc. En América Latina también han optado por el federalismo, como Argentina, Brasil y México; hay también países descentralizados que tienden al federalismo como Colombia, España y el Reino Unido, y en vías de ser federalistas como Italia; Francia es centralizada pero ya en la constitución del 28 de Marzo del 2003 inició un proceso de descentralización.

Javier León
Ingeniero Civil Industrial. PUCV
Magister en Ciencias Políticas. PUC.

No comments: