Wednesday, July 20, 2011




La cualidad y magnitud de los cambios que enfrentaremos en el futuro nos obligara a reevaluar nuestros sistemas y métodos educativos para poder preparar adecuadamente a nuestros estudiantes para el siglo XXI y el Milenio.


Estos cambios presentaran un tremendo desafío a los Educadores, los que a mi juicio tendrán 2 opciones:
a) Esperar y ser arrollados por lo que el futuro les depare, o
b) Estudiar o prepararse para los cambios que se aproximan.


¿Qué cambios van a ocurrir en Educación?
¿Qué deberían hacer los Profesores para triunfar en el nuevo siglo?


Se piensa que la Educación tendrá los siguientes cambios:
De nacional a internacional.
De la Sala de Clases (usada al mínimo) al estudio de grabación, al aire libre o en laboratorios.
De trabajo protegido a trabajo ofrecido.
De titulado a cualificado (esto pondrá en peligro el amor a la “cartocracia” de los chilenos).
De monopolio a diversidad.
De centralización a OPCION.
De pública a privada con fuerte control estatal.
De grupal a individual.
De socialización local a socialización global.
De liderazgo tradicional a liderazgo compartido.


Qué tendrán que hacer los docentes para lograr sus objetivos:
Motivarse por lo que hace (vocación)
No dejar de aprender
Asumir una participación creativa, motivadora, estimuladora
Adquirir experiencia internacional
Crear nuevas oportunidades de entrega de conocimientos
Ser realmente bueno en lo que hace HOY, esta SEMANA, este MES, este AÑO.


La modernización de la educación implicará una serie de desafíos que afectaran dramáticamente a NUESTROS EDUCADORES.
Creo que a menos que entendamos y prestemos atención a estos desafíos, la modernización de nuestra educación no será exitosa.
También corremos el riesgo de que la educación sea reformada por tecnócratas, sin considerar las ideas de los profesores.
A menos que entendamos lo que se aproxima y encontremos maneras nuevas y creativas para que nuestros profesores hagan su trabajo; muchos de ellos se resistirán fuertemente a estos cambios.
Esta es para mi, razón más que suficiente para que los profesores nos preocupemos por saber cuales son los potenciales cambios en la educación del futuro.


A su vez nuestra juventud encontrara en el futuro las siguientes demandas:
Globalización del planeta.
Interconexión global.
Gran necesidad de desarrollar habilidades para establecer conexiones y contactos nacionales e internacionales.
Exuberante explosión de la información.
Continúo desarrollo de programas de computación.
Nuevas tensiones raciales, de género y culturales.
Creciente deuda gubernamental, mayor desempleo y aumento de la criminalidad y la violencia.
Continúo desarrollo de aparatos e instrumentos computacionales.
Presiones financieras externas
Aumento del énfasis en la productividad.
Aumento del énfasis en la responsabilidad personal.
Reducción de las redes de apoyo social.
Un futuro menos promisorio, en el que los jóvenes no tendrán las mismas oportunidades que sus padres tuvieron.


Con respecto a salud, los jóvenes deberán enfrentar lo siguiente:
Problemas de salud mental, incluyendo estrés, tensión, ansiedad, presión para alcanzar metas y miedo al fracaso.
Alcohol y otras substancias adictivas (drogas blandas y duras)
Problemas de salud sexual.
Problemas de nutrición.
Enfermedades crónicas


Frente a estas demandas se le exigirá a los jóvenes habilidades y destrezas tales como:


Interpersonales:
Comunicación / Conocimiento Multicultural / Habilidades en idiomas / Habilidades gerenciales / Trabajo en equipo / Cooperación.


Intrapersonales:
Creatividad / Habilidad de adaptación / Empatía / Manejo de estrés / Trabajo ético valórico / Autodisciplina / Responsabilidad.


Para estimular estas destrezas, la educación tenderá en lo fundamental a entregar:
A) Pensamiento discriminativo / Habilidades gramaticales / Razonamiento analítico / Economía / Negocios / Habilidades matemáticas
B) Habilidades Tecnológicas / Telecomunicaciones / Habilidades computacionales (ej.: procesador de palabras). 

No comments: