Thursday, January 14, 2010



Hacia una educación democrática, inclusiva y de excelencia


La educación será el eje central del próximo gobierno. No podremos realmente dar el salto final al desarrollo y hacia la igualdad si no enfrentamos ésta tarea. Nuestros desafíos en esta área son multifacéticos, van desde la educación pre-escolar hasta la superior; son transversales entre la educación pública y privada; y requiere de cambios de comportamiento del Estado, los municipios, los profesores, los sostenedores privados y las familias.

Proponemos una reforma que se basa en cuatro ejes.

• Primero, el fortalecimiento del rol del Estado como garante de la calidad en la educación privada y pública, a todo nivel, desde el nivel pre-escolar al nivel superior.
• Segundo, el fortalecimiento de la educación pública para recuperarla como un espacio democrático y de excelencia.
• Tercero, el fortalecimiento de la educación superior y de la educación técnica haciendo uso de las universidades del Estado como un instrumento público.
• Cuarto, un fortalecimiento e integración del sistema educativo técnico y para trabajadores con la educación media y superior.
Desde un punto de vista presupuestario, proponemos duplicar el gasto en educación en términos reales en 10 años, adicionando US$ 1,500 millones de dólares anuales al presupuesto público en educación. En la actualidad, el gasto público en educación como porcentaje del PIB en Chile fluctúa en el rango 3-4%. En 10 años queremos que esté en el rango 5-6% lo que equivale al nivel que tienen los países desarrollados.

Ejes de una reforma educativa integral
Los siete elementos centrales de nuestra política de mejora en la calidad son:
• Una Nueva Carrera Profesional Docente de Excelencia, bajo la cual los profesores lleguen a ganar salarios comparables a las profesiones más prestigiosas de nuestro país. Queremos reestablecer el rol de prestigio y honor de nuestros profesores en la sociedad. Y para ello queremos que esta carrera sea, además, extremadamente desafiante y exigente: con exámenes de acreditación, evaluaciones de desempeño frecuentes, y un sistema de antigüedad que premie con derechos a los profesores que acumulen en el tiempo éxitos académicos y profesionales.
• Un Sistema de Gestión Educativa Descentralizada de Excelencia, que establezca requerimientos y obligaciones a los sostenedores de colegios, sean estos públicos o privados. Queremos cuadros directivos profesionalizados, claro establecimiento de objetivos, seguimiento de logros y planificación estratégica. Y para los casos de sostenedores que no tienen la escala para lograr estos estándares, queremos establecer un sistema de instrumentos de asociatividad, para fomentar que en forma cooperativa se alcance la escala necesaria para ello.
• Una política de garantía del acceso a la educación superior de modo que todos los estudiantes que haya tenido un buen desempeño en sus colegios puedan acceder a la educación superior en las mejores condiciones posibles, independientemente de su apellido, barrio o el tipo de colegio del cual proviene.
• Una política de impulso a la educación técnico profesional de modo que esta pueda ser el aporte que requiere para mejorar la competitividad del país y la empleabilidad de las personas.
• Una política de fortalecimiento de las universidades del Estado. Queremos reestablecerlas como un instrumento de política de pública en la generación de un espacio de excelencia y democracia, que sirva como un espacio de integración de nuestra sociedad y de desarrollo regional.
• La transformación del Sistema de Capacitación en un Sistema de Educación Integrada para los Trabajadores, asociado con la educación media técnico profesional y la educación superior técnico profesional que establezca la educación para toda la vida como un derecho de los trabajadores. Y para partir con este plan queremos implementar un plan masivo de nivelación de estudios y re-alfabetización adulta que triplique el esfuerzo actual en esta área y les entregue premios a las familias de los trabajadores que abordan esta tarea.
• Triplicar el presupuesto destinado a la actividad cultural durante el próximo gobierno. Queremos asegurar el acceso de todos los chilenos a los bienes culturales; el fomento a la creación, basado en criterios de diversidad; el rescate patrimonial; y la difusión y promoción de esos bienes a través de políticas públicas que aseguren su circulación y financiamiento. Además, queremos profundizar y perfeccionar los incentivos para las donaciones culturales, y modernizar la institucionalidad de cultura con el objeto de aportar recursos en forma oportuna a las entidades culturales de todo el territorio. El detalle de las políticas respecto de la cultura se encuentran detalladas más adelante en este documento.

Para poder alcanzar estos siete elementos estratégicos hay un conjunto de medidas que hemos propuesto y que muestran la prioridad que tiene este tema en la plataforma para el próximo gobierno. Estas medias son complementarias a las que se han señalizado más arriba:
Educación pre-escolar y cuidado de niños
• Cobertura universal pre-escolar. Habilitaremos más salas cunas, jardines infantiles y pre-kinder, con la meta de llegar al acceso universal hacia el 2014, con horarios y localizaciones compatibles con el trabajo de las familias.
• Jornada escolar completa de Pre Kinder a 2º básico para mejorar la formación de los niños y facilitar el trabajo de las madres.
• Sistema de aseguramiento de la calidad en educación pre-escolar diseñado especialmente para dar cuenta de las características especiales de esta etapa educativa.
• Clubes de Niños y Niñas. Vamos a implementar clubes comunales de niños y niñas donde puedan estudiar, jugar y acceder a tecnología en condiciones seguras fuera de horarios de colegio. Estos espacios nos permitirán además implementar una política de mentores que comprometa a los profesionales de nuestro país con la reforma educativa.
Fortalecimiento de la educación escolar pública
• El plan 1000 colegios. Daremos atención inmediata a los niños que estudian en las 1000 escuelas más deficitarias del país para mejorar su rendimiento en 4 años.
• Aumentaremos la subvención. Incrementaremos gradualmente la subvención hasta acumular un 20% el año 2013 para los establecimientos que comprometan convenios de desempeño. Además, extenderemos inmediatamente la subvención preferencial hasta 8º e incorporaremos la educación media de manera gradual a partir de 2011. Con ambas medidas, los recursos para educación vía subvención se incrementarán en 50% respecto al nivel actual.
• Fortaleceremos la educación media técnico profesional (EMTP). Construiremos un Sistema de Formación Profesional más conectado con el “mundo del trabajo” y con la estrategia de desarrollo productivo del país. Esto exige la participación de los agentes productivos en distintos momentos del proceso formativo de los alumnos, incluyendo la formación continua de los docentes y las prácticas laborales de los estudiantes, así como la examinación al término de la EMTP y la acreditación de especialidades.
• Impulsaremos la Educación Física. Vamos a duplicar las horas de Educación Física en todos los colegios que reciben subvención, con el fin de fomentar el deporte entre nuestros niños y jóvenes, con todos los beneficios que ello trae consigo para su salud física y mental.
• Apoyaremos a los buenos profesores y directivos. El objetivo es un mejor trabajo en la sala de clase y en las escuelas, respectivamente. Para esto se brindará capacitación de primer nivel a los directivos y se entregarán laptops a todos los docentes. Se darán también incentivos significativos a los buenos docentes y directivos que se desenvuelvan en las escuelas más complejas de Chile.
• Plan de retiro para los profesores del sector público. Ello permitirá renovar a los cuerpos docentes y reconocer el esfuerzo de quienes han dedicado su vida a enseñar y formar a nuestros niños y jóvenes.
• Incentivaremos la formación de nuevos docentes. Apoyaremos la formación de escuelas e institutos pedagógicos, pero con controles mínimos y una acreditación exigente de las instituciones y los programas. Mandataremos a las universidades del Estado a la creación de carreras de pedagogía de calidad. Asimismo, exigiremos exámenes de habilitación obligatorios para todo egresado universitario que quiera enseñar en el sistema escolar.

Estudiantes de la educación superior
• Curso PSU subsidiado. Para el 20% mejor de alumnos de 4° Medio de los liceos municipales o particulares subvencionados, subsidiaremos total o parcialmente cursos de calidad para preparar la PSU en las principales ciudades del país. Así quedarán en igualdad de condiciones con los jóvenes de familias acomodadas que hoy sí pueden acceder a estos cursos.
• Aporte a la incorporación de mejores alumnos. El Aporte Fiscal Indirecto (AFI) será modificado para que entregue más recursos a aquellas universidades acreditadas que incorporen alumnos del 20% de mejor rendimiento escolar de los establecimientos subvencionados. Con ello estimularemos que la selección de estudiantes se haga entregándole mayor peso al nivel de rendimiento escolar además de la PSU. No se considerarían las notas, que son muy variables de colegio en colegio, sino el puesto de cada estudiante dentro de su curso.
• Incentivos a la retención de los alumnos. No basta con que estos estudiantes lleguen a la universidad, necesitamos que terminen sus carreras. Para lograrlo, la entrega de los recursos del Aporte a la Incorporación de Buenos Alumnos incluirá la obligación de las universidades de monitorear el desempeño de esos estudiantes y apoyarlos con programas de refuerzo y nivelación cuando sea necesario. El financiamiento incluirá un aporte inicial y uno adicional si el alumno no deserta y llega al tercer año de su carrera.
• Becas a los estudiantes meritorios de bajos recursos. Los estudiantes del primer y segundo quintil que estén dentro del 20% de mejores resultados de su curso tendrán derecho a una beca de 100% del arancel de referencia en cualquier institución de educación superior acreditada en que estudien. Además, se garantizará el acuerdo actual en virtud del cual todos los estudiantes pertenecientes al primer y segundo quintil de ingresos que obtienen más de 550 puntos en la PSU y que se matriculan en universidades del Consejo de Rectores reciben una beca de un millón de pesos y el porcentaje de crédito del fondo solidario que requieran para completar el monto total de su arancel de referencia.
• Préstamos para manutención. Los estudiantes de menores ingresos podrán, si así lo desean, solicitar junto con el Crédito con Aval del Estado, un crédito por un monto superior al arancel de referencia, recursos que podrán destinar para cubrir otros costos asociados a sus estudios como transporte, alimentación o pago de pensión para aquellos que son de otras ciudades. Para ello, perfeccionaremos la Ley Nº 20.027, para que los estudiantes de los tres primeros quintiles puedan solicitar un crédito por hasta un 10% superior al arancel de referencia. Este monto deberá incorporarse, obviamente, en el valor de la cuota cuando se comience a pagar el crédito.
• Cuotas del Crédito con Aval del Estado no serán excesivas. Las cuotas mensuales de pago de los Créditos con Aval del Estado se ajustarán a los ingresos, de manera que no se vuelva una carga que los asfixie en sus primeros años de trabajo. Para ello, perfeccionaremos la Ley N° 20.027, para que la cuota mensual no supere un porcentaje del ingreso del deudor.
• Facilidades especiales para estudiantes que presten servicio solidario. Potenciaremos el incentivo que existe actualmente en la Ley Nº 20.330 para profesionales y técnicos que prestan servicios en municipalidades y ONG’s de las comunas con menor desarrollo, aumentando de 200 a 3.500 el número de jóvenes que recibirán el equivalente a su cuota anual de Crédito con Aval del Estado o Fondo Solidario por cada año que se desempeñen en dichas comunas.
Universidades del Estado
• Universidades Estatales de Excelencia Académica. Se establecerá un sistema de financiamiento directo diferenciado para las universidades del Estado, asociado a un conjunto de metas de desempeño en términos de publicaciones, formación académica, diversidad de la comunidad universitaria y producción científica. El cumplimiento de estas metas será evaluado por una entidad independiente, integrada por académicos y expertos chilenos e internacionales. Ello se traducirá en Convenios de Desarrollo y Gestión de mediano plazo que incluirán compromisos y consecuencias para las instituciones que no logren buenos resultados en su acreditación o que tengan mala gestión.
• Cátedras bicentenarias. Se establecerá una política para proveer de académicos de excelencia internacionales el sistema de universidades del Estado y convertirlas en una ventana al mundo.
• Universidades de Desarrollo Regional. Para impulsar el desarrollo en las regiones de nuestro país, estableceremos Convenios de Desarrollo y Gestión con las universidades públicas, para el establecimiento de institutos de excelencia regionales, en conjunto con las asociaciones empresariales locales, con el objeto de generar capacidades técnicas y científicas locales en línea con las estrategias de desarrollo regional.
• Educación Técnico Profesional del Estado. Acordaremos con las universidades públicas un plan cuatrienal para establecer una cadena de institutos profesionales y técnicos públicos asociados a las universidades del Estado. Con ello, expandiremos significativamente la oferta de cupos de institutos profesionales y técnicos de calidad en regiones, comenzando por aquellas zonas del país donde la oferta actual es inexistente o claramente insuficiente.
• Liberación de las trabas burocráticas. Se liberará a las universidades públicas de las actuales limitaciones que les impiden contraer créditos a largo plazo. Cada institución, de acuerdo a su desempeño, pactará los términos en que se puede endeudar, premiándose así a las que tengan buena gestión. También modificaremos el sistema de control administrativo que hoy las rige, privilegiándose un sistema de control ex post por parte de la Contraloría General de la República.
• Oferta de pedagogías. Estableceremos un plan para la provisión por parte de las universidades del Estado de carreras de pedagogía de calidad, especialmente en regiones donde esta oferta es más deficitaria.
• Impulsaremos la reducción de los años de las carreras universitarias. El financiamiento de la educación superior representa un enorme esfuerzo para las familias y el Estado. Hay muchas carreras donde el último año no tiene más excusa que justificar un mayor ingreso para la institución proveedora del servicio. Por lo mismo, someteremos a revisión la extensión de las carreras, como ya lo han empezado a hacer destacadas universidades tradicionales. Esto es lo que está haciéndose en todo el mundo.
• Incentivos a la provisión de bienes públicos. Se incrementará la oferta de bienes públicos culturales y de medios de comunicación públicos de carácter cultural por parte de las universidades del Estado en regiones.
Formación técnico profesional
• Consejo Nacional de Formación Profesional. Crearemos un Consejo Nacional de Formación Profesional que tendrá por misión: poner en marcha una política integrada y coherente que flexibilice el currículum de la FTP, entregue formación en competencias claves que faciliten la educación postsecundaria, incentive la integración entre la formación secundaria y postsecundaria, establezca estándares tanto para las instituciones como para los docentes, diseñe una política de perfeccionamiento para los docentes (tanto a nivel secundario como superior), y vincule el Sistema Nacional de Certificación de Competencias Laborales con el Sistema de Formación Técnico Profesional, asegurando que cualquier trabajador que participe en módulos de formación TP reciba una certificación de las competencias adquiridas, entre otras políticas.
• Instalar en Chile un Marco de Cualificaciones. Su función será establecer los niveles de la formación técnico-profesional y su relación con áreas ocupacionales críticas. Ello permitirá reconocer aprendizajes, articular los niveles del sistema, evaluar la calidad de la oferta sobre la base de resultados de aprendizaje, acreditar programas formativos y avanzar a la modularización del conjunto de la oferta.
• Certificación de Calidad. Duplicaremos el Fondo Especial de Apoyo al Fortalecimiento Institucional de CFTs e IPs para contribuir a su acreditación en el corto plazo. De esta manera, estas instituciones mejorarán la calidad de la educación que imparten y aumentarán las perspectivas de empleo de sus egresados, quienes además tendrán la posibilidad de acceder al Crédito con Aval del Estado para financiar sus estudios.
• Reconocimiento de estudios. Concursaremos fondos para contribuir al financiamiento de proyectos conjuntos entre Universidades, IPs y CFTs acreditados, para el desarrollo de módulos curriculares que permitan a un estudiante de nivel técnico superior convalidar sus estudios y competencias para dar continuidad a sus estudios profesionales en IP o Universidades. Esto es un gran anhelo de los estudiantes de carreras técnicas que desean seguir perfeccionándose y tienen las capacidades para ello.
Educación integrada para los trabajadores
• Impulsaremos la nivelación de estudios de la población adulta. Vamos a triplicar el esfuerzo en este ámbito, pasando de 80.000 cupos a 600.000. Tenemos que terminar con este déficit.
• Garantizaremos una nivelación de calidad. Para garantizar una nivelación de la calidad, el Ministerio de Educación diseñará una prueba estandarizada. Las instituciones dedicadas a la nivelación de estudios de adultos recibirán financiamiento en función de los logros de sus alumnos medidos a través de la prueba correspondiente.
• Bono para el trabajador-estudiante. Reconociendo que el trabajador que nivela sus estudios está haciendo crecer a todo el país con un gran esfuerzo personal y familiar, estableceremos un bono para el trabajador que lleve más de 10 años sin estudiar y que apruebe el examen de nivelación de estudios.
• Plan masivo de alfabetización. Hoy existen un millón de chilenos que no han completado su cuarto año de educación básica. Para ello, adicionalmente aplicaremos un programa de alfabetización con la participación de jóvenes estudiantes universitarios como monitores, para lograr que 200 mil personas se alfabeticen o certifiquen su 4 año de Educación Básica.
• Sistema de Financiamiento Tripartito de Educación para los Trabajadores. Pasaremos del sistema actual de financiamiento de la capacitación basado en la franquicia tributaria a uno que sea un derecho de los trabajadores de naturaleza tripartita. Si el trabajador desea usar sus fondos en forma discrecional será su derecho, si lo quiere hacer en acuerdo con su empleador, entonces se multiplicarán los fondos con el aporte público y la franquicia misma.
• Sistema de Educación Integrada para los Trabajadores. Esto significa pasar desde el actual sistema de capacitación centrado en las empresas de mayor tamaño, a un sistema universalizado e integrado, que sea un derecho de los trabajadores chilenos. Éste unirá la educación técnica media y superior con los sistemas de certificación de competencias, para permitirles a los trabajadores ir completando grados, diplomas e incluso carreras a lo largo de la vida. Todo trabajador debe verse a si mismo como un estudiante. Así es como vamos a realizar la transformación productiva de nuestro país.

No comments: